EN | MK | ES | BG
A A A : + -   |   

Proyecto

Project

Los desastres varían en su naturaleza y magnitud, y es necesario captar los conocimientos, las experiencias de desastres anteriores y las lecciones aprendidas y promover la cultura de la prevención de riesgos de desastres en la comunidad. La educación sobre los desastres debe formar parte del patrimonio cultural de cada persona y el desarrollo de conocimientos, valores, actitudes y hábitos apropiados debe fomentarse desde la primera infancia y ser inclusivo.

La educación, la concienciación social y la capacitación son las piedras angulares de los enfoques destinados a reducir la vulnerabilidad ante los peligros naturales. Es fundamental incluir a los grupos sociales vulnerables, como los niños, los jóvenes y las personas con discapacidad, en todas las etapas de la gestión del riesgo de desastres y crear una mayor capacidad de recuperación de la comunidad. Muy a menudo se descuida a estos grupos o no se les presta la atención necesaria e imprescindible. También es fundamental mantener un impulso sostenible entre todos los agentes de cada país, desde la sociedad civil hasta los gobiernos, desde las organizaciones locales hasta las organizaciones internacionales, con las instituciones de enseñanza superior, el sector privado y las organizaciones y organismos públicos, incluidas las escuelas que trabajan con personas con discapacidad.

Si la legislación sobre la gestión de riesgos de desastre, los simulacros, la capacitación y las actividades de sensibilización no son inclusivas, entonces es posible que entre el 10 y el 12% de la población afectada no esté preparada para un desastre que ni reciba atención de emergencia después de que éste ocurra. Las operaciones de respuesta y rescate en caso de desastre requieren mucho dinero (6-7 euros ahorrados en respuesta por un euro invertido en prevención, según la DG ECHO).

El uso de nuevas tecnologías aumenta la calidad de la prevención de riesgos de desastres. En la nueva era de la Tecnología de la Información (TI) el desarrollo de la tecnología de realidad aumentada (RA) juega un papel importante en la capacitación para responder a los desastres y en la gestión de los riesgos de desastre, específicamente en el aumento de la conciencia de los riesgos de desastre. En el ámbito digital, la realidad aumentativa, el contenido de la gamificación es la clave para que los alumnos (incluidos los discapacitados) adquieran conocimientos para la gestión del riesgo de desastres.

También se reconoce que las secuelas de los desastres tienen un enorme impacto emocional. La sensibilización sobre los riesgos puede ser más eficaz si no se considera únicamente como un acontecimiento técnico/práctico, sino más bien como un posible acontecimiento emocional muy fuerte. En el mundo actual, la realización de videos cortos de fácil acceso y popularidad se utiliza como instrumento para abordar esta parte emocional de la concienciación sobre los desastres. Este proyecto contribuye a la aplicación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres (Marco de Sendai) y el Programa de Desarrollo Sostenible de 2030, que aborda los incentivos internacionales a nivel internacional.

El objetivo general de este proyecto será: La potenciación del acceso inclusivo y la participación no discriminatoria de los niños, los jóvenes y las personas con discapacidad en la prevención del riesgo de desastres y la incorporación de los conocimientos sobre el riesgo de desastres en la educación formal y no formal mediante la creación de un enfoque novedoso en la capacitación de los niños, los jóvenes y las personas con discapacidad, utilizando los OER (recursos educativos abiertos) y la gamificación. La Mejora de la reducción de los riesgos de desastre en áreas cruzadas, para los niños, los jóvenes y las personas con discapacidad con un enfoque integral por parte de las instituciones pertinentes, estableciendo conexiones entre las instituciones de enseñanza superior, las escuelas y las autoridades locales.